miércoles, 21 de mayo de 2008

Contra viento y marea



Cuando sopla el viento es bueno abrir los encuadres. Con un encuadre amplio puedes abrir más el diafragma y acelerar la velocidad del obturador, intentar una composición en la que entren más elementos con mejor o peor fortuna. Si intentas acercarte demasiado el resultado seguro es la trepidación. A menos que tires de flash, que queda feo.

Esta fotografía fue realizada ayer, justo antes de que estallara una tormenta. Tuve que recoger mis bártulos a toda prisa y salir corriendo asustado ante la posibilidad de que mi apreciado equipo se mojara. Por fortuna tuve tiempo de llegar al coche justo cuando comenzaba a caer la lluvia. Me quedé un rato dentro del vehículo, viendo como todo se mojaba.

3 comentarios:

treehugger dijo...

Me encantan los dias de lluvia. La foto preciosa.

Viento dijo...

Elfriki, qué va! este blog no es aburrido para nada! Con estas fotos tan divinas, menos mal que te ví por ahí, por MACROGRAFITACORA, ahora soy una más que viene acá a ver estos "bichos raros".

Hermosas fotos, y muy buenos los artículos!

Saludos, V

Cariátides dijo...

En realidad, a ti, más que el resultado, estoy viendo que te gusta toda la parafernalia de la foto, las emociones del instante, y las aventuras silvestres, lluvia incluída.

Un saludo, amigo. Sigue contándonos las triquiñuelas.