lunes, 19 de mayo de 2008

Mariposa nocturna: Coscinia striata



Fotografía realizada en un trigal después de una tormenta. Soplaba un ligero viento. Esta mariposa es muy confiada. La mayoría de las mariposas nocturnas son francamente esquivas y difíciles de fotografiar de día.

Como gran parte de las fotografías que publico lleva el tratamiento del vago: eliminación de ruido en el fondo, reducción de tamaño para publicar, enfoque y toquecito de saturación. El objetivo es obtener un resultado lo más parecido al original. Si alteramos algún parámetro hay que hacerlo con sumo cuidado. Cuando empleamos algún recurso en demasía el resultado es poco natural. Con esto no estoy diciendo que debamos ser dogmáticos respecto al tratamiento puesto que es una herramienta más de la que disponemos y sería poco inteligente no utilizarla.

Para realizarla no he empleado el flash. En ocasiones es un error no usarlo, pero cuando la luz es tan maravillosa como en ese momento es una tontería estropearla con aditivos. Todo esto es simplemente porque las condiciones me lo han permitido, puesto que si la luz hubiese sido más tenue o el viento hubiera soplado con más fuerza me habría obligado a utilizarlo. El fotógrafo aficionado, que dispone de poco tiempo, no puede permitirse desperdiciar oportunidades que no sabe cuando se volverá a encontrar simplemente por escrúpulos estéticos.

3 comentarios:

macroinstantes dijo...

Chulísima.

Cariátides dijo...

No puedo comentar los aspectos técnicos por falta de conocimiento pero sí decirte que me gustan sus antenas y las alas así plegadas, pues parecen un manto, es una mariposa nocturna trasnochadora bastante elegante y con porte de releza...


Un saludo, me gusta lo que puedo aprender aquí.

treehugger dijo...

realmente preciosa