sábado, 20 de septiembre de 2008

Coronando una corona


Una buena manera de realizar una foto sin riesgos y con un pasable resultado técnicamente hablando es dar más arie y dejar que la composición o el conjunto primen sobre el individuo. Supongo que para mucha gente es una aberración fotográfica porque viven obsesionados con poder contar las escamas a las alas de las mariposas o los ocelos a los ojos de una mosca. Para muchos es un orgullo haber dominado objetivos de 1800 euros equipados con flashes de 800 euros ( con sus correspondientes difusores) , y más todavía si la fotografía se realiza a pulso. No es que no quiera reconocer el mérito, sólo que no comparto esta idea de que todo el valor de una foto esté en la dificultad técnica.

3 comentarios:

Donelia Pérez dijo...

Estoy de acuerdo contigo...la sencillez, y la simpleza es símbolo de elegancia. Esa firma la tienen todas tus imágenes y como ya te he comentado en alguna ocasión, esa limpieza y ese equilibrio que le das a las imágenes las hace muy tuyas...

En caunto a los equipos caros...bueno, soy de la opinión que si eres malo y no transmites nada con una cámara de usar y tirar tampoco lo harás con un pedazo de equipo que posiblemente aún estés pagando... Influye, sí pero no lo es todo...el ojo que está detrás es muy importante...

Erna Ehlert dijo...

Estoy de acuerdo con Donelia.

Los sentimientos y percepciones personales le dan vida a una fotografía.

Ahora, el perfeccionamiento técnico vale para presentar documentos instructivos interesantes.

Elfriki, me gusta como presentas las fotos.

Un saludo

treehugger dijo...

Aunque este de acuerdo con usted, siento un irresistible deseo por comprarme y dominar ese objetivo de 1800 euros. Eso si, sin desdeñar una buena composición y un buen paseo en medio de la naturaleza.