martes, 16 de septiembre de 2008

No todo es magnificación


Hay personas que viven obsesionadas con la magnificación o con alcanzar profundidades de campo brutales a base de cerrar diafragma. Son buenas opciones desde luego pero que a mi particularmente no me quitan el sueño. Puedo soportar la falta de nitidez debida a una profundidad escasa y también puedo prescindir de magnificar puesto que no me importa tanto el detalle como el resultado final de la imagen en el que tiene que ver más la composición, la luz o el colorido. Con esto no estoy diciendo que no sean obras que merecen el reconocimiento, todo lo contrario, lo merecen por la dificultad técnica en su realización : objetivos de difícil manejo, condiciones de luz, dificultad para el enfoque,etc.

2 comentarios:

@ngel dijo...

Pues yo creo que en macro el detalle sí es importante y para eso hace falta nitidez. Lo siento pero es que estoy paranoico con la nitidez :( que le vamos a hacer. :)

macroinstantes dijo...

Una cosa es la nitidez y otra la profundidad de campo. En cualquier caso, una foto buena, es buena aunque no tenga una nitidez extrema. Una foto mala, sigue siendo mala por muy nítida que esté. Respecto a la magnificación, creo que son dos tipos de fotos diferentes, y por tanto no comparables (ni excluyentes).