miércoles, 25 de junio de 2008

Al final de la primavera también es posible el amor


Haz el amor y no la guerra. Es un sencillo eslogan. No tan sencillo de lograr. Estos asílidos dejaron su incesante actividad como cazadores para cumplir con la función sagrada, la que marca las vidas de todos los organismos terrestres.

3 comentarios:

macroinstantes dijo...

Ostras. Vaya orgía. Buena foto.

Fab dijo...

Después de perderme un tiempo, encuentro una colección maravillosa de fotos!!! Tu trabajo es impecable,
Saludos

@ngel dijo...

Menuda pasada de toma.

Todos a foco y ese fondo de lujo.

Una maravilla.

Saludos.