viernes, 27 de junio de 2008

Uno de esos días horribles...casi


Hoy he tenido uno de esos días horribles en los que nada te sale según lo planeado. He salido esta mañana al campo a las 5 de la madrugada, sin apenas dormir gracias a una tormenta que según los meteorólogos ha resultado una total sorpresa. He tenido que esperar dos horas hasta que ha cesado la lluvia dentro de mi coche, aburrido como una ostra. Y para colmo en el lugar donde suelo hacer mis fotos no he encontrado insecto alguno. Así que me he decidido a dar simplemente un largo paseo hasta que el sol ha empezado a calentar con fuerza. Y justo cuando me disponía a regresar a casa, a dos pasos de donde había dejado mi coche, zás, me encuentro a esta maravilla.

La fotografía está realizada a pulso, en la cuneta de una carretera con un sol de espanto en las espaldas. En las mías y en las del animalito.

1 comentario:

macroinstantes dijo...

Una hembra de Libelloides baeticus. Perfectamente fotografíada. Saludos.